martes, 24 de febrero de 2009

No todos pueden ver lo que necesitan

9 comentarios:

Pio Valera dijo...

HOla Musica, a mi me da un poco de miedo que un niño tan pequeño empiece a decir estas cosas, que por supuesto, el conjunto es bueno, tenemos que ver las cosas que nos rodean y actuar, con nosotros y con los demas, y ser buenrrolleros.... Besos linda.
Pero el crio parece un pastor evangelista.

El Loco dijo...

Lo de malo de estas películas es que, como bien dice el profesor, son una utopía. Es muy bonito decirlo pero a la hora de actuar, la mayoría (y me incluyo), nos quedamos de brazos cruzados.
Y estoy de acuerdo con Pío, en que el niño parece un pastor, pero en pequeño.

Música dijo...

Pio Varela, es verdad que el niño es un poco así de aquella manera, a mi me rayó en Inteligencia artificial pero he comprobado en niños pequeños la inocencia y la solidaridad inocente que todos poseemos en algún momento de la vida, en la que pensamos que todo es posible, en la que se buscan soluciones en lugar de culpables, aliento para trabajar en lugar de autocompadecernos.

Loco: hace 50 años era una utopía que la mujer gozara de los derechos que ahora disfruta.

Pecosa dijo...

¿Por qué en las pelis yankis los niños son tan elocuentes y, casi siempre, más inteligentes que los adultos? Sí, miedo. Y repelús.

Utopía o no, cada vez es más difícil...

Toshiaki dijo...

Pues todo es ponerse. Hoy confío en el ser humano... Mañana no lo sé.

Muack!

Tessi dijo...

A mi los niños no dejan de sorprenderme con su lógica y su visión de las cosas, tan sencilla. ¿porque no podemos verlo todo con sus ojos y hacer las cosas así de sencillas?...sería tan fácil

En fin, a pesar de todo, el niño este tiene un algo...raro :S

Música dijo...

que bien!, empezaron comentando los pesimistas y ahora le toca el turno a los optimistas!: que bien!. Y el niño es raro de cojones jajaja
Queridos, creo que todo es posible, hay que seguir intentándolo.
Besos de limonada con yerbabuena para todos

ulises dijo...

A mi limonada le echas un poquito de ron blanco y algo de angostura.
El niño ya era raro cuando decía que veía muertos.

Música dijo...

Ulises, soy más de ron oscurito pero: deseo cumplido!: beso de limonada, yerbabuena y poquito de ron blanco. Bienvenido a mi coca-cola!