martes, 24 de marzo de 2009

Mudanzas

Desde mi llegada a Málaga he tenido varias mudanzas por motivos varios, la primera pq el casero era un petardo de los gordos que no lo denuncié de milagro, como compartía piso con otros dos chicos el tío se creía amo y señor de la casa y entraba sin avisar, vamos: un regalito. Con mucha mano izquierda (pero sufriendo lo más grande) le dije que me iba con unas amigas a vivir (no quería perder la fianza y pasaba de liarla). Me mudo con dos chicas que no conocía de nada, me enteré por una amiga común que se les había quedado una habitación libre. Ya aliviada en el nuevo piso, a las pocas semanas de estar allí van y empiezan las obras del metro justo delante de casa...y una que es enemiga de los ruídos lo pasó fatal, no paraban ni por la noche, vamos, de locos. Al tiempo, un amigo sabiendo del sufriento acústico de Música le propuso que se fuera a vivir con él, ella vio el cielo abierto, el piso grande, de tres habitaciones y en una zona bonita y tranquila, no cerca del mar pero bueno, las circunstancias mandaban. Se vino otro amigo y al año cumplía el contrato y nos mudamos los 3 al bloque de al lado a un piso similar. Llevo queriendo vivir sola desde hace mucho tiempo, pero como la situación económica era precaria pués como que una no podía permitírselo. Con estos compañeros todo bien, gente de mi entorno laboral de mi edad amantes del buen cine y la música, asi que los puntos de encuentro eran bastantes y buenos. Hace cosa de un mes uno de mis compañeros nos comunica que se va a vivir con su novia, a los días el otro que se iba tb con la suya...., me alegré pero por un lado pensé: "que pereza me da buscar piso, ahora mi situación económica es mejor y puedo permitirme vivir sola, pero ahora que estaba tranquila..., bueno: LOS REYES NOS LLEGAN EL DÍA QUE UNO QUIERE" Así que me pongo a buscar piso por medio de una agencia, encuentro uno genial a estrenar cerquita de todo mi mundo (tren, centro, natación, playa) y yo toda contenta. Si bien el piso me gustó, el hecho del que el casero fuera el dueño del edificio entero me recordó al primer casero y no me dio buena espina, pero pensé: "Música, no te emparanoyes que ni el es el mismo ni tú tampoco ya", pero mirad, el viernes por la noche tuve unas pesadillas superchungas, llamé a mi madre para contárselo y me decía que no me preocupase, que no estaba acostumbrada a que me salieran las cosas bien a la primera..., yo me tranquilicé un poco pero seguía con la mosca detrás de la oreja. Ayer lunes llegué a la agencia para ver el contrato y formalizar la historia, ya que me mudaría el próximo fin de semana, y cual es mi sorpresa (o no fue sorpresa) que el contrato no era el normal de la agencia, si no que el tipo este hace un contrato especial con sus cláusulas especiales: parecía que iba a entrar en Alcalá Meco en lugar de a mi piso con mi ansiada independencia, una cosa el imbécil: que si las visitas, que si estas pernoctar en casa como que no, que si no se podían mover los muebles de sitio, que si no colgar cuadros, ....estaba leyendo todo esto justo después de llegar de un día de curro gordo, agotada y desconcertada, se me cayeron dos lagrimones..., las chicas de la agencia me decían que el tipo para el contrato era así pero que luego esa no era la realidad, que yo no tendría ningún problema luego a la hora de meter allí amigos y no estaría pendiente de mí. De acuerdo dije yo, entonces, si eso es así que cambie las claúsulas, lo que no voy a hacer es firmar algo con lo que no estoy de acuerdo, si algo bien me enseñó mi padre es "que nadie te engañe con un papel nunca madre mía". Me fuí a casa mal, tanto por el sofocón como por el coñazo y la incertidumbre de tener que encontrar algo pronto. Tras descansar un rato llamé a la agencia para pedirles que al día siguiente en lugar de formalizar el contrato me enseñaran otro piso, a ver si hubiera algo por la zona, me dicen que sí, que hay uno pequeñito pero que estaba muy bien. Esta mañana llego a la agencia y me proponen ver el pequeñito y otro que les había caído hoy, empezamos las visitas y el pequeñito como que no me convencía, demasiado pequeñito, llegamos al segundo: y que alegría de piso!, resulta que una pareja joven con una niña pequeña se tenía que ir por motivos laborales a Sevilla y querían alquilar el piso cuanto antes, en todos los anteriores siempre faltaban cosas, que si no había estantería, que si no tenía la cocina a parte..., y este está superbonito, un hogar vamos, y la casera una chica normal, hay muchos armarios monos, el sofá superchulo, me deja la tele, dos habitaciones, cama grande, la cocina a parte, en pleno centro....DIOS!, que alegría, así que ya lo he reservado y en estos días ser firmará el contrato y la semana que viene Música espera estar bien mudada y bien hallada en su nueva casa. Han sido días malos pero de lo que estoy satisfecha es de haber hecho caso a mi instinto, mi inconsciente me estaba avisando y le hecho caso, el resultado: encontrar algo mejor, es cierto que cuando se cierra una puerta siempre se abre una ventana, espero que si me caigo por ella sepa amortiguar el golpe una vez más.

13 comentarios:

El Loco dijo...

Me recuerdas a mí cuando busqué el mío propio. Yo no tuve que buscar mucho pues lo encontré a la primera. Con el casero no he tenido ningún problema, y ya llevo un año.
Lo bueno de vivir solo llega ahora. Poner las cosas donde a ti te gustan, sin que nadie te imponga nada. Ya nos irás contando como te va. A mí muy bien.

Pecosa dijo...

Me encanta ver la de cambios que se están produciendo a mi alrededor en general, y ver que están pasando muchas cosas positivas. Cosas que ponen contenta a la gente.

Que lo disfrutes, niña.

Pio Valera dijo...

Querida Musica, me alegro un monton de que por fin encuentres el piso que te gusta, es muy importante vivir comodo y en un buen entorno y dejarse ya los pisos compartidos, que como dice Loco en un pisisto para uno solo hace lo que le da la gana, felicidades. Yo cuento mi historia rapidamente de como encontre casa: Hace 5 años llevaba un señor en la ambulancia con cancer ya pa morirse, total que le urgia la venta de su piso porque resulta que se habia comprado otro y este tenia que venderlo como fuera, pedia 11 millones de pesetas en pleno centro de mi pueblo, 96 m 2, bajo, con patio, pequeñito pero patio, total que se lo dije a mi madre a la hora de la comida y esa noche estaba en la casa del señor para ver el piso y cerrar el trato, ademas el matrimonio era amigo de mis padres y en esa misma noche cerramos el trato. Fue super rapido, tambien claro porque el precio era bastante bueno y la verdad que no me arrepiento, ahora lo estoy terminando de reformar y estoy ya con el chocho hecho agua por irme a vivir alli, que ganas señor, depues de 5 años ahorrando para arreglarlo. Bueno me ha faltado dinero asi que esperare por lo menos este año, a ver si para el que viene lo puedo tener todo listo, es que vale todo un capital. ufff

Toshiaki dijo...

Menuda odisea...,pero ahora a disfrutar de tu casica!!!, y a hacer todas las fiestas que quieras! Me puedes invitar y todo! jajaja

Un beso, niña.

Música dijo...

Loco: para mí es muy importante que el casero sea una persona normal, los dos últimos que he tenido genial, todo correcto, pero es curioso como la vida te pone cosas parecidas a las de antaño a ver si has aprendido la lección. Espero no tener ningún problema de este tipo.

Pecosa: muchos cambios la verdad, es bueno que la vida se mueva pero a veces sacude con demasiadas cosas a la vez argggggg. Gracias.

Pio Varela: que historia más bonita cuentas..., espero que termines pronto y bien tus obras y puedas disfrutar pronto de tu huequito.

Toshi: hasta que no me vea mudada el martes no me lo creeré del todo, esto de dar puntadas sin hilo, y ya iremos viendo si hacemos una quedada mesa-camillera!, aunque los de la mesa camilla están muy out ultimamente, tendremos que pensar algo tu y yo jajaja.

Un beso enorme y gracias a todos

Mica dijo...

He visto a una de mis amigas reflejada totalmente en la historia del casero. Vamos, que el tio era de un chungo... que no las dejaba vivir con las visitas y los "peros". Me alegro mucho que por esperar un poco hayas encontrado algo mejor. Ahora a celebrar la independencia total y el nuevo pisito. Un abrazo.

chuikov dijo...

que bien, enhorabuena. por cierto, a mi tampoco me dejan hacer agujeros salvo para las cortinas

La Semana Fantástica dijo...

Mientras leía tu texto me iba poniendo triste y me cabreaba (ese dueño del superpiso o es del Opus o es gilipichis, o las dos cosas, claro)... ¡Pero qué final feliz! Sé que tenías que encontrar la casa ya, pero has arriesgado... y ganaste. ¡Iré a ver el resultado cuando estés ya bien instalada y tranquila! Y si se viene el toshi, montamos la mesa camilla, claro.

Sunion30 dijo...

...yo, por mi experiencia, siempre he pensado que son los pisos los que nos encuentran a nosotros, y no al revés. Este otro piso te aguardaba escondido en la agencia. Aunque se haya hecho de rogar.
No te estreses con la mudanza y disfruta del olor a mar.
Un abrazo, J.

Música dijo...

Mika: es que hay mucho anormal por ahí suelto.

Chuikov: yo en el nuevo contrato tengo prohibido hacer "abujeros" en el baño, eso hasta puedo entenderlo jajaja

Fantástico: pues claro!!, siempre eres bien recibido, como ahora estoy en el centro de esta vez no pasa que pillemos cerquita todas las librerías esas que nos gustan, el espeto te espera. MESA CAMILLA YA!

Esta tarde ya he hecho la mudanza, ha sido un lujo pq 4 amigos me han ayudado con una furgoneta, queda gente estupenda por ahí :-). Ahora mismo estoy en mi última noche en el piso que dejo, tengo ganas de estrenar mañana el nuevo, aunque miedo me da cuando empiece a sacar cosas de las cajas!.
Un besazo a todos y gracias!!!

IBE dijo...

Una demostración más de que Dios aprieta, pero no ahoga.

Muy buen instinto, si algo no te convence lo suficiente...

Feliz estreno y que disfrutes de la inauguración.

Música dijo...

IBE, esta vez le he hecho caso al instinto, pero me ha costao lo suyo! jajaja, no es fácil cuando está ocurriendo, piensas que te estás emparanoyando y nos boicoteamos la mayoría de las veces haciendo cosas que no queremos, esta educación recibida del aguantar...., si Dios ahoga hay que desapretar el nudo un poco pq somos nosotros los que nos ahogamos en realidad.
Gracias por pasarte, cuando quieras por aquí andamos

Música dijo...

Sunion, es verdad!, los pisos nos encuentran, es como ahora que he colocado casi todo pero las cosas me irán pidiendo que las mueva de sitio, los objetos nos llaman. Tengo que acercarme al mar a dar gracias, espero tener un ratito antes de que acabe la semana. Sunion, leí tu comentario y me quedé reflexionando y ahora me acabo de dar cuenta que no te había contestado. Beso!