jueves, 18 de febrero de 2010

Que ser valiente no salga tan caro

Gracias a la ampliación del artículo 44 del Código Civil pude asistir a la unión de dos personas a las que quiero muchísimo. Desde el día que ví la invitación que reza así:"y llegó el día...hemos decidido que ya es hora de montar ¡la fiesta!, habrá comida, bebida, baile..ah! y también habrá Boda" supe que la historia prometía y que lo pasaríamos bien. Ocurrió el pasado sábado, con Málaga en alerta naranja con vientos y lluvia, pero a la hora de la celebración hubo tregua, no llovía pero hacía muchísmo frío, y como ellos querían casarse en la parte exterior del lugar de la celebración...., por fin llegaron, contentos y con la carita de esos nervios buenos que dan la emoción del momento, seguíamos tiritando mientras el concejal hablaba de las bondades de las libertades y de lo que le emocionaba asistir a esos momentos, la gente se emocionaba y yo seguía tiritando hasta que salió una amiga a leer unas líneas del Principito y empezó a hablar de la rosa....ay madre, se me quitó todo el frío, y para terminar otra leyó la canción de Sabina y la Vargas, aquella que todos sabéis...cuanto calorcito y que gozada ver la cara de mis dos amigos... El lugar de la celebración era bien bonito, hace un tiempo albergaba multitud de aves exóticas que fueron vendidas (no me enteré bien por qué), una especie de jardín botánico que dio mucho juego. Yo no estaba en mi mejor momento, pero la mezcla de tanto psiquiatra y azafato junto fué de lo más divertida, por cierto, yo en la mesa de los novios, que responsabilidad que te quieran tanto...pero que responsabilidad más bonita... Ya se han ido de viaje, nada menos que a las Islas Cook, ahí al lado vamos y me decían ayer por teléfono que se estaban volviendo locos haciendo la maleta: amor+locura+maleta+lugar paradisíaco= why can´t i be you? ...que el equipaje no lastre tus alas, que el calendario no venga con prisas...que gane el quiero la guerra del puedo,...que el fin del mundo te pille bailando...que nunca sepas ni como ni cuando...que cada noche sea noche de bodas, que no se ponga la luna de miel.

6 comentarios:

Loco dijo...

Pues que les embriague la felicidad de por vida.

Pecosa dijo...

¡Qué ganas de ir de boda! ¡Son tan divertidas!

(¿Hay alguien por aquí que se case y me quiera invitar?)

Música dijo...

claro que son divertidas, pero yo estoy un poco jarta Pecosa, de unos años para acá una media de 4 bodas al año, he aprendido a escaquearme pero hay algunas que no me las puedo perder, esta tenía claro que sí, pero tengo una en abril que me viene fatal y eso q es de un amigo de toda la vida, q manía tanto casarse, yo me casaré conmigo misma y pondré la lista de bodas en una tienda de zapatos q me encanta, y estás invitada x supuesto jajaja

Manzanero dijo...

¡Viva los novios! ¡Viva! (:
¡Y viva también la invitada en la mesa de los novios! ¡Viva!

Un beso, Música!

Toshiaki dijo...

De vez en cuando está bien saber que el amor sigue triunfando.

Música dijo...

q viva la invitada Manzanero! que besen a la invitada mucho y bien! jajaja

Toshi, si que viene bien..., y que bien que vuelvas por aquí, se te echaba de menitos mmmmuahhh