martes, 9 de marzo de 2010

La cola del paro

El día de marras, hace ya de eso mes y medio la que suscribe se fué al SAE (Servicio Andaluz de Empleo), tuvo que ir un par de veces más para actualizar datos y aún así el tipo que me atendió no me sugería que solicitara entrar en el Plan MEMTA, es un plan por el cual te derivan a Andalucía Orienta y una vez allí te asignan un orientador que sabe los trabajos disponibles. Ayer volví a Málaga tras mi viaje a Estambul y pasar unos días en mi Córdoba natal, con las pilas puestas y con una alegría que creía perdida en los últimos tiempos, ya me he recuperado de aquello, pero no por ello dejo de tener momentos bajos, hoy, tras hablar con mi ex jefe (el anterior a la que me ha condenado) me dice que ha hablado con dos importantos pero que la cosa está muy mala y hay recorte de personal en el ámbito al que aspiro, pero bueno, yo tras hablar con él me he ido al SAE para solicitar lo del Plan Clorofila. Cuando he llegado estaba yo todo mona y con la cara alegre y pensaba para mí, es que hay que ver la gente lo mal averiguá que viene y la cara de amargura...y viendo que mi número tardaba y yo me estaba miccionando desde el día de mi primera comunión pillé otro número y me salí a la calle a buscar un bar para poder vaciar de agüita amarilla mi cerebro, cuando me meo me pasa como cuando tengo hambre, no me riega. Vuelvo aliviada y compruebo lo poco que ha cundido, pero bueno, ya quedaba menos y fué entonces cuando noté que mi cara perdía la sonrisa, sentí como cuando alguien te hace esperar (adoro la puntualidad) y te da tiempo a hacer balance de todo lo negativo de esa persona, tenía yo el nº 047 y el 046 llevaba media hora en pantalla y nadie en la mesa, vamos, que la siguiente era yo y no había manera que cambiara a mi número, era como cuando te toca ya el baño y la que está antes que tú no sale ni a tiros, empecé a ponerme nerviosa y me acordé que había tomado tres cafés y no había comido nada desde la noche anterior....que he estado dos años trabajando en promoción de la salud y que eso no es salud, que la gente que no trabaja enferma antes...es por ello que el trabajo dignifica al hombre?

5 comentarios:

Pecosa dijo...

Las esperas son tan malas... Y más cuando se trata de estas cosas, aparece Doña Inseguridad, la muy zorra. Tú ni caso, nena. Tú con esa cara sonriente, que lo positivo atrae a lo positivo.

ulises dijo...

Me imagino que los que enferman son los que no tienen medio de vida, porque yo conozco gente que no trabaja (pero con medios) que tiene una salud de hierro y van todo el año de un morenito que no veas.
¿En verdad les ponen esos nombres horteras a los servicios de orientación?

Música dijo...

Pecosa, si que es zorra Mrs I

Ulises, sí, así es jajaja, se han matao a pensar hijo...

Loco dijo...

Y que tal un poco de James Yuill para la espera?

Yo cuando tengo que gestionar un papel me llevo mi emepetres. La espera es menos corta, a no ser que se te acabe la batería.

Música dijo...

siempre va conmigo Loco, ha sido el descubrimiento del año, yo para estas esperas, cuando se que voy a ir llevo un libro y con la música y la lectura paso el rato más agustito que ná, pero ayer no tenía previsto ir y me pilló un poco indefensa