martes, 24 de agosto de 2010

Mudanza II

Aunque la verdad, solo llevo poco menos de dos  meses en mi nuevo piso parece que lleve más, buena señal, me siento en casa a veces...
Tras todos los avatares contados, quedó pendiente contar a partir de comprar los muebles, esos muebles que estaban embalados a la espera de que mi generoso hermano (me alegró enormemente que decidiera venir a echarme una mano) me ayudara a montarlos, eso en realidad me preocupaba poco, lo que más me preocupaba era cambiar la cama de piso, de 1.50  con una escalera puñetera en al piso anterior, cuarta planta y en el ascensor no iba a entrar...
Vino la noche de San Juan, me invitaron a una fiesta en Córdoba, me vino fenomenal ese break tras tanto estrés de mudanza agónica, que aunque estaba en el portal de al lado os digo que la próxima la hago del tirón, eso de todos los días un poquito es...autónomo pero lo peor.
Me fuí a una maravillosa fiesta en la Sierra de Córdoba a casa de unos amigos, una casa que en fin, indecente de bonita, grande y los anfitriones totales.
Trás hacer el conjuro y quemar todo lo malo y bañarnos


y acabar a las mil, al día siguiente mi hermano y yo volvíamos a Málaga a lo propuesto, no veas cuando me dice el angelito que nos vamos a las cuatro de la tarde, la resaca era grande grande...y el calor, que os voy a contar...

Pasamos por Carrefour a comprar una batería de cocina en Córdoba pq habíamos visto una oferta, y me encuentro esto...pa habernos matao
La batería agotada, así que para Málaga ya con la resaca y con miedo de lo que nos esperaba, estaba...agotada.

Nada más llegar, mi hermano se pone a montar muebles

barras de cortina y otras piedras de mechero...sudando la gota gorda los dos, mientras yo seguía dando portes de un piso a otro sin ascensor en el nuevo, ya que aún se está esperando la licencia para ponerlo en funcionamiento, menos mal que es una segunda planta, pero cuando estás cansada te parece una octava.

Seguimos hasta que dice mi hermano, "vamos a por el colchón y el somier ya", aquello fué una partida de tetris en el nivel 50 y ya que estábamos con el somier en la primera planta, en el último tramo dice el somier que no pasa...desmontando las patas pasaría pero teníamos todas las llaves L del mundo menos la que correspondía...sudando, desesperada yo me voy a la calle, a los dos hoteles que tengo cerca y bares buscando una llave L, me dejaron dos pero ninguna iba, mi hermano atrapado allí y aquello ni para alante ni para atrás, hasta que estabando yo en un restaurante de al lado a ver si tenían me llama diciendo: "ya estoy en tu puerta con el somier", cuando llegué y lo ví le dije: "como lo has conseguido?" y me contestó que era David Coperfield, que con paciencia y saliba...

El colchón fué algo más fácil pq consistía en ir tirándolo pero no veas, fué de película cuando llegó a su destino y los dos nos tiramos encima muertos. Eran más de las 11 de la noche. Pedimos al chino y a dormir prontito, en la nueva casa por primera vez, por la mañana me dijo que estuve haciendo kárate con un mosquito media noche, más agotamiento para el saco.

Por la mañana nos fuimos a Ikea, él tenía que hacer unas compras para su estudio y yo tenía algunas pendientes aún, por la carretera nos encontramos con esto

nos reímos poquito!, llegamos a Ikea y allí las 4 horas no te las quita nadie, comprar, decidir, medir, pensar, hacer cuentas...
al terminar no nos estraba todo en el coche...él llebaba tantos muebles para su nuevo estudio...q tuvo que pedir se los llevaran a casa...la puja fué considerable, pero ahí me sorprendió el tío, como normaliza de momento sin calentarse mucho la cabeza.

Al terminar, volvimos a mi piso y él se iba ya para Córdoba, fueron dos días intenso de mucho trabajo, de tomar decisiones rápidas y organizarnos, llevaba mucho tiempo sin estar a solas con mi hermano, sin ninguna interferencia y fué para mí maravilloso descubrir una nueva dimensión de él, sentí como había cosas de él que ya no debían  preocuparme, somos solo dos y 9 años los que nos llevamos, cuando se fué me quedé...tontona, y hasta que no me llamó que había llegado tuve un nudito en el pecho...., fué un regalazo tenerlo conmigo, fué un regalazo sentirme orgullosa y comprobar que a parte del amor me encanta el tipo en el que se ha convertido.

Y para terminar una canción que sonó bastante durante el montaje, que él no la conocía, le sonaba y le gustó, va por tí Andrés, un honor ser tu hermana...tuya siempre

12 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

¿Te creerás que me he agotado también con sólo imaginarlo?:P
Si aquello debió ser peor que una gymkana!!

Qué bonito ese sentimiento fraternal que describes. Siento decirte que le debes una mudanza. Si la hay espero que te toque facilita, jeje

Mica dijo...

Qué entrada más bonita. Lo tuyo sí que fue un fin de semana intenso. Lo del conjuro en la noche de San Juan es único. La "casita" tiene pinta de ser impresionante, con esa piscina... y si encima estabas rodeada de amigos ni te cuento. Un poco más chungo lo de la mudanza, pero lo mejor es el rato pasado con tu hermano y su "redescubrimiento" como persona. Me alegro mucho de que tengas nuevo hogar. Un besote reina.

ulises dijo...

Si no llega a estar tu hermano hubieses tenido que ligar con algún maromo para la ocasión.
A mí me tocó subir un colchón de 150 hasta un octavo y no veas.
Las pelis van a tener que esperar porque sólo están en screnner y me niego a ver algo así. En mi ciudad de provincias no llegan películas que no sean hipercomerciales.

WMWìRiÄWMW dijo...

Las mudanzas siempre son una odisea, nada más llegar a Madrid unos colegas de mi hermano tb se mudaban y fuimos a colaborar como buenos individuos dispuestos a integrarse en el grupo.... Un cuarto sin ascensor, subiendo sofás, camas... Sé por lo que pasaste, horrible, horrible!
Pero el momento en el que te tiras (véase cama, véase sofá) con algo para beber y alguien con quien charlar a tu lado, recompensa.
Estos hermanos... ¡nos conquistan!
Imagina que yo tengo 5... es estupendo, sí!
Un besote! W.

Música dijo...

JuanRa: la palabra gymkana vino tb a mi pensamiento!. Y en cuanto al sentimiento fraternal q te voy a contar a tí con ese pedazo de entrada que le dedicaste a tu hermana, me conquistaste.

Mica: gozos y sombras contanstes habitan mi vida...tampoco vamos a quejarnos, todo fué positivo, ya sabes, los optimistas no estamos en crisis, estamos de cambios ;-)

Ulises: en la anterior mudanza fué una pasada pq 4 amigos me ayudaron y la hicimos de un tirón en una furgoneta, pero esta vez q no quería yo complicar a nadie, pq una se pone tontona cuando todo le va mal y no cree ni merecer ayuda...arggg.

W: yo soy fan de tus hermanos, precisamente a la que menos conozco es a tí y mira que cosas que últimamente es con la que más interacciono, el momento menos pensado....la única fiesta de guardar. Un besazo guapísima

Loco dijo...

Ves como al final una acaba rehaciendo su hogar aunque cambie de sitio.

Por cierto, razón en lo de Ikea. Uno sabe cuando entra, pero no cuando sale (al igual que en la Seguridad Social)

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa Música, vaya tour de force, eso es machacarse y lo demás, tonterías. En todo caso, y ante tan torrencial y denso relato, con sus correspondientes "imágenes complementarias", si me he de quedar con algo, es con lo de las sartenes de la "birchaca". Madre mía, madre mía, dónde iremos a parar... Disfruta tu nuevo habitáculo y ya sabes, por aquí andaremos trasteando.

Un abrazo muy fuerte y buen fin de semana.

P.S. 1 yo también tengo pendiente una "razzia-Ikea". No me llega la camisa al cuerpo...

P.S. 2 muy bonita la canción, vaya que sí. Todo un clásico...

Música dijo...

Loco: es un agujero negro total Ikea, pero vamos, que me gusta ir!

Don Manuel: "bicharca" jajaja, me la quedo!, q vivan los préstamos léxicos. Buen finde a tí tb rey

Tesa dijo...

¡Ya estás instalada! y eso es lo que importa. BIEN!

Lo peor el calor, mi última mudanza y consiguiente montada de muebles, yo sola, la hice hace dos años en agosto, pero ya soy una experta en estas lides. Un horror, aunque tarde una semana, porque soy obsesiva y no paro hasta que lo tengo todo en su lugar.

Aunque cada vez digo ¡ÉSTA ES LA ULTIMAAAAAA!

Es una pesadilla. Lo mismo que Ikea, aunque también me encanta ir, pero al final me agobio.

Lo que sí me he dado cuenta es que cada mudanza, dejo más cosas atrás.

Porque ir ligera de equipaje, además de ser poético es muy práctico.

Un beso, y que seas muy feliz en tu nuevo hogar.

Música dijo...

Tesa: que alegría verte de nuevo!
Yo tb voy dejando cosas atrás, ligera de equipaje...si es que somos unas poetas como bien dices. Un besazo y gracias por esos deseos y esa energía tan bonita que siempre me envías, llega, llega...

Pecosa dijo...

Joder, sólo de leerte me han entrado los calores y he enchufado el aire acondicionado de la tienda. Menudo palizón. Ahora ya está, y cuando uno ve el resultado le parece mentira todo lo que se puede llegar a hacer en un par de días, ¿a que sí?

Qué sol tu hermano, para hacerle un monumento. Y la canción es de "manos a la obra" total, o al menos eso me inspira a mí :D

Música dijo...

por la cara Pecosa, cuando el tiempo es corto se ensancha que es un gusto y una vez pasado el torbellino parece mentira la cantidad de cosas que cabían dentro.
Ponte la canción y ordena los armarios jajaja